domingo, 25 de julio de 2010

El Caudillo del Sureste

Notimex, 25/07/2010
López Obrador se “apunta” para las elecciones del 2012
Dijo que muchos mexicanos están decididos a luchar por un verdadero cambio


México, 25 Jul. (Notimex).- El político tabasqueño Andrés Manuel López Obrador reiteró su disposición a participar en las elecciones de 2012 por la Presidencia de la República, durante la Asamblea Popular que se llevó a cabo en el Zócalo capitalino.

Durante un discurso que duró aproximadamente 40 minutos, López Obrador aclaró que si participa en la contienda de 2012, no lo hará "para buscar el poder por el poder ni para llegar a cargos públicos o ambición personal".

Contenderá "para sacar al país del atraso y para que no nos quiten a nosotros y a los que vienen atrás de nosotros, las nuevas generaciones, el derecho a la esperanza y a vivir en un sociedad mejor" expuso en el acto, durante el cual se presentaron los puntos básicos de su "Proyecto alternativo de nación".

En este caso, el político tabasqueño enfatizó que "desde esta plaza pública (el Zócalo capitalino) declaramos que nuestro movimiento sí participará en las elecciones de 2012".

López Obrador reconoció que muchos mexicanos están decididos a luchar por un verdadero cambio, por lo que manifestó su disposición de contender en las elecciones federales que se llevarán a cabo en dos años "para volverle a ganar a la mafia del poder".


Consideró que para dar nueva viabilidad al país es necesario hacer una renovación tajante en todos los órdenes de la vida pública y "el cambio que se necesita no será promovido por las élites del poder, sino que tendrá que venir desde abajo".

Adelantó que de llegar al poder, entre las acciones que tomará están rescatar las instituciones para ponerlas a disposición del pueblo y la nación; además, habrá una nueva legalidad, por lo que enviará una iniciativa para que los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sean democráticamente electos.

También cobrará impuestos a los multimillonarios en la proporción que lo hacen en otros países, con lo que se obtendrían casi 300 mil millones de pesos, que se adicionarían a los 200 mil millones que se obtendrían con la aplicación de una austeridad republicana.

Ello, explicó, permitiría tener recursos suficientes para reactivar la economía, generar empleos y garantizar el bienestar del pueblo; además se tendrá el objetivo de establecer el Estado de bienestar, por lo que habrá pensión universal para todos los adultos mayores y para personas con discapacidad.
El caudillismo nunca ha sido un elemento que en política de resultados, al menos no en México, y probadamente no en el PRD, sin embargo, en la lógica de Andrés Manuel los antecedentes no importan por una sencilla razón, porque ahora se trata de él.
Sigue manejando la cifra de (según el) entre 13 y 15 millones de seguidores lo cual a estas alturas ya se trata de una cifra alegre toda vez que esos fueron los votos alcanzados en el 2006, pero de ese capital no es por mucho con lo que cuenta y con lo que pretende erigirse en el estandarte de la izquierda mexicana.
Urge en México un cambio, es definitivo, no debemos regresar a la PRIhistoria, y mucho menos continuar con estos PANistas entreguistas corruptos y pendejos, y como nuestro modelo no permite la llegada de nadie que no sea a traves de un partido político, pues sonaría sensato que diésemos la oportunidad a la izquierda de proponer una alternativa de solución, aunque si da pena que a 200 años de la independencia y 100 de la revolución aun estemos experimentando como debemos gobernarnos y que los mismo grupos (Iglesia Católica y Oligarquías junto con monopolios) continúen decidiendo quien estará al frente.
El discurso de AMLO es el mismo (y no podría ser de otra manera toda vez que las condiciones lejos de mejorar han empeorado), y su imagen se encuentra muy desgastada, ni por mucho se puede pensar que cuenta con el mismo capital político del 2006, sin embargo estos madruguetes a los que esta acostumbrado, su megalomanía y su necedad ponen en riesgo la posibilidad de que la izquierda pueda tener una oportunidad que vaya más allá de la representación simbólica.
El problema, a mi juicio, no es que Andrés Manuel fuera el candidato si fuera en efecto de unidad, el candidato de toda la izquierda por concenso, no solo por sus huevos, no solo porque piense que México sin el no tiene ninguna esperanza, sino porque todos los partidos de izquierda grandes, chicos, advenedizos, tribus, grupos, grupúsculos y demás células se unificaran de forma hermética con el. Pretende sembrar el concepto de un candidato único cuando lleva lo que va del sexenio de arriba para abajo en campaña con el mismo y desgastado discurso y pretende cerrar los posibles accesos a Marcelo Ebrard que SI lleva, lo que del sexenio, trabajando y demostrando que es un gobernante que, con sus bemoles, es de lo mejor que hay en este país.
Así pues creo que a AMLO ya se le olvido la rabieta monumental de varios meses con su tiradero en reforma, que ya se le olvido que por sus desplantes, el margen entre el y FECAL no fue mayor y con esto facilitó el fraude, y que la intención del voto cambio con su actitud esquizoide y necia. AMLO es víctima de el mismo y desafortunadamente, a mi juicio, lo que esta haciendo con sus auto destapes sin permitir un proceso de selección más democrático no es sino un chantaje, O SOY YO O ME LLEVO MIS 15 MILLONES DE VOTOS.
Espero que la cordura, la unidad y la responsabilidad se haga presente entre la izquierda para que en este país tengamos una opción real más allá de Peña Nieto...

2 comentarios:

  1. López Obrador se empeñara en ser el el candidato, tal como lo hizo Roberto Madrazo, lo que le dejo a los priistas fuera de la contienda del 2006, Cuahutemoc Cardenas fue candidato 3 veces y aunque gano las primeras elecciones contra Salinas de Gortari, quien olvidará la famosisima "caida del sistema" orquestada por Manuel Bartlet Díaz desde Bucareli, posteriormente, ya no fue competitivo por el desgaste natural que sufre un candidato.
    La oportunidad de AMLO fue en el 2006, el fraude lo dejo fuera pero en efecto se repetirá la historia de caudillismo reciente de Cárdenas, quien ahora más viejo y más sabio, sabe que no es buena idea.
    De cualquier manera creo que AMLO es el tipo de personas que si no es el, lo demás no le interesa porque el representa los intereses del pueblo bueno y noble, a los pobres, a los más necesitados, y todo lo que no sea el, es la mafia, seguramente AMLO dividira la izquierda lo que llevará nuevamente al PRI de regreso a los pinos.

    ResponderEliminar